La falta de respuesta integral del Gobierno de Mendoza a la renuncia masiva de médicas y médicos con “contratos basura”, ya genera la suspensión de cirugías en el Hospital Pediátrico Humberto Notti. El gobernador Rodolfo Suarez, quien goza del privilegio de ser un paciente que recibe intervenciones quirúrgicas en Buenos Aires, expone la vida de mendocinas y mendocinos, negándose a aumentar los miserables sueldos de trabajadores de la salud, pese a que la Provincia tiene excedentes presupuestarios que permitiría duplicarlos. Un reciente informe del Centro de Investigaciones de Economía Crítica señala que los médicos en San Luis cobran el doble que los mendocinos, en tanto que los sueldos en San Juan son 90% más altos que los de nuestra provincia, generando el riesgo sanitario de un éxodo de profesionales altamente calificados. La investigación del CIEC confirma, con datos oficiales, que el sostenido ajuste presupuestario en los últimos seis años coloca a Mendoza entre las provincias argentinas con menor inversión sanitaria por habitante.

Por Negro Nasif

Hospital Notti Foto de archivo: UNCuyo

Decíamos hace un mes: “Nunca está de más recordar que la dignidad laboral exige, además de condiciones financieras, capacidad sin límites para conmoverse. A esta hora exactamente, como decía nuestro Tejada Gómez, hay un niño en la calle, un vulnerado. También ahora mismo una piba, un pibe, está por entrar al quirófano de un hospital público para mejorar su vida o, dramáticamente, salvarla. Hoy, como todos los días, las y los trabajadores de la salud cuidarán de ellos. Pero ¿quién cuida a quienes nos cuidan? ¿Quiénes protegerán la vida que crece?”.

Con este párrafo concluimos la nota Sin anestesia: renuncia masiva de médicos mendocinos, en el que informamos que más de 50 profesionales de servicios de Anestesiología de hospitales públicos de Mendoza decidieron no renovar “las prestaciones trimestrales que se encuentran actualmente vigentes”, debido a “la falta de actualización de honorarios acorde a la situación inflacionaria actual”.

Hospital Notti Foto de archivo: UNCuyo

Por entonces conservábamos un atisbo de esperanza de que, ante la gravedad de los hechos, el Gobierno de Mendoza reaccionaría para garantizar que las y los niños no se vean privados de intervenciones indispensables, lo que implicaba –e implica- proteger a quienes nos cuidan, proteger la vida que crece.

Pero el ajuste en nuestra provincia es más fuerte que los más vulnerados.

El dolor de los inocentes

Foto: Facebook Tania Gil

“La semana que viene Bauti necesita que dilaten su esófago para que pueda comer y no ahogarse en cada toma de leche, pero su dilatación está en suspenso, ya que, desde este viernes, los anestesistas y tantos otros prestadores del hospital van a dejar de trabajar por falta de un arreglo salarial justo”, publicó el jueves pasado la ciudadana mendocina Tania Gil en su perfil de Facebook.

Ante la pésima noticia, Tania, en lugar de apuntar a las y los trabajadores, como lamentablemente sucede en muchas ocasiones en que son agredidos verbal y hasta físicamente, responsabilizó a “los inescrupulosos del Gobierno” que “menosprecian al personal de la salud”.

Foto de archivo: Coco Yañez

“Sería injusta en quejarme de la incertidumbre que siento porque mi prioridad es mi bebé, pero ante todo entiendo y me proclamo a favor del personal de la salud”, señaló la madre de Bautista, luego de recordar que su hijo, quien aún no cumple 8 meses de edad, ya ingresó al quirófano más de 7 veces. “Yo sé cómo trabajan –agregó- y todo lo que luchan con hospitales que no tienen insumos, que las instalaciones no son los adecuadas. Luchan todos los días contra un sistema que no hace más que humillarlos. Podría nombrar más de 30 médicos que nos han atendido en el hospital y, seguramente, más del 50 por ciento son prestadores de un gobierno que los negrea y no les paga lo que les corresponde”.

Ante la dignidad de Tania, resulta inevitable pensar que Rodolfo Suarez no está en condiciones de empatizar con su dolor, sencillamente porque, ante una situación que afectó su salud, el mandatario de Mendoza decidió irse a la Ciudad de Buenos Aires para recibir en una clínica privada, en dos ocasiones, un tratamiento quirúrgico contra la arritmia que bien podría haber realizado en la provincia que gobierna. Desde su entorno político dijeron entonces que Suarez estaba en todo su derecho e incluso él mismo mintió al afirmar que esa práctica no se realizaba en Mendoza.

Rodolfo Suarez Foto: Seba Heras

Desde la familia de Bauti y de todos las niñas y niños que se verán privados de sus tratamientos por el conflicto no resuelto en el Notti, sería justo contestarle al gobernador que si un derecho es para unos pocos es lisa y llanamente un privilegio, repudiable, sobre todo, si quien lo goza es ni más ni menos que la persona que tiene la obligación de garantizarlo.

Tal vez, para sentir el dolor más de cerca, Suarez podría haberse trasladado este domingo desde su casa en un barrio privado de Chacras de Coria a la Guardia del Notti. Allí, a las 20.55, EL OTRO constató el colapso del servicio de emergencias: 160 niños y niñas esperaban entre 3 y más de 6 horas para ser atendidos; y los servicios de diagnóstico se desbordaban de solicitudes que no podrán ser procesadas en los tiempos que requiere una atención adecuada.

Como si fuesen descartables

Foto de archivo: Seba Heras

Tal cual señala Tania Gil, con muchísimo más sensatez y sensibilidad que los irresponsables funcionarios, un creciente número de profesionales trabajan en la salud pública de nuestra provincia bajo modalidades de precarización y flexibilización laboral, que deterioran las condiciones de trabajo, generan pluriempleo y extensión de jornadas. Humillación en lugar de respeto hacia quienes, en medio de la pandemia, Suarez llamó héroes.

En lugar de la incorporación en cargos de planta con plenos derechos laborales, mediante la celebración de concursos, el Ejecutivo ha incrementado en los últimos años los conocidos contratos basura, que no son más que formas de vinculación civil que no contemplan derechos laborales básicos reconocidos por la Constitución Nacional, como seguridad en riesgos de trabajo, estabilidad, pago de vacaciones, aguinaldos, licencias por enfermedad, etc.

Foto de archivo: Coco Yañez

Los contratados o prestadores cobran en promedio mucho menos que sus compañeros permanentes y figuran ante los organismos fiscales y previsionales como autónomos, irregularidad que los obliga a facturar honorarios y a pagar su jubilación y obra social e impuestos provinciales que se descuentan sobre sus magros ingresos brutos.

La situación se agrava todavía más si se tiene en cuenta que los sueldos –disfrazados de honorarios– han caído en picada en comparación con la inflación constante, lo que fue rebalsando el vaso de tolerancia de decenas de médicos y médicas que tomaron la drástica decisión de no renovar sus contrataciones. Especialistas que se encargan de mejorar la calidad de vida de quienes reciben los servicios de un Estado que busca equilibrar el déficit fiscal con el padecimiento del pueblo.

El superávit no se cura en salud

Hace un mes, como decíamos, comenzó la renuncia masiva de anestesiólogos, a la que se sumaron profesionales de otras especialidades, entre ellos 95 médicos del Hospital Pediátrico Humberto Notti. Para evitar las renuncias, los autoconvocados exigían “aumento salarial del 100%, pase a planta permanente de contratados y prestadores, reconocimiento de mayor dedicación, y que se termine con las trabas burocráticas para las renovaciones y cobro de haberes”.

En primera instancia, desde el Ministerio de Salud les pidieron “que reflexionen”, para -luego de un mes de silencio- convocar a reuniones con propuestas completamente alejadas de la realidad, no solo de los trabajadores precarizados, sino también de la riqueza de las arcas públicas.

Foto de archivo: Seba Heras

¿Mendoza tiene recursos para garantizar salarios justos a las y los médicos? La respuesta es contundentemente ¡sí!

En la última semana, el propio Gobierno reconoció que acumula un superávit de 27 mil millones de pesos. Un éxito que explicó, sin pelos en la lengua y con un témpano en el corazón, el director ejecutivo de la Federación Económica de Mendoza, Juan Manuel Gispert: “El excedente monetario demuestra que se tuvo que ajustar partidas presupuestarias y en especial, los sueldos del personal público, dentro de ellos los docentes son los que ganan menos a nivel provincial y nacional. Estos datos provienen de consultoras que analizaron a Mendoza y los estudios explicaron que el sector público tiene los salarios más bajos de Argentina”.

MDZ | 31 de marzo de 2022. Captura de pantalla

El oficialismo y sus medios pautados aceptaron que, tal como informó EL OTRO hace un mes, mientras el Gobierno insistía con sus políticas de ajuste, un informe del Centro de Investigaciones de Economía Crítica (CIEC) -enfocado en el sector de la Salud- demostraba que la Provincia acumulaba excedentes presupuestarios que le permitirían aumentar hasta un 115% los salarios, sin poner en riesgo la solvencia del Estado.

Cuando la salud no es prioridad

Foto de archivo: Coco Yañez

En los últimos días, el CIEC dio a conocer a este diario datos irrefutables que ratifican que el Gobierno dispone de dinero más que suficiente para evitar renuncias y éxodos irreversibles de médicos mendocinos, que en la actualidad cobran la mitad que los de San Luis, y entre cinco y diez veces menos que sus pares chilenos.

La reciente investigación de les economistas Mariana Iza y Gabriel Olmedo Sosa, y el sociólogo Lautaro Breitman Pachecho, analiza de dónde surgieron los 35 mil millones de pesos que le sobraron a la Provincia en 2021, a dónde fueron a parar esos recursos, y quiénes se vieron perjudicados por la decisión de no utilizarlos.

 

A continuación transcribimos parte de las conclusiones del informe del CIEC Radiografía de los remanentes provinciales 2021 y sus consecuencias para la salud pública, acompañado por tablas, gráficos y mapas elaborados por este centro de investigación, y fotografías de nuestros reporteros gráficos.

 

Presupuesto vs Realidad

Foto de archivo: Cristian Martínez

El Gobierno provincial normalmente replica los supuestos macroeconómicos del presupuesto nacional. Las variables más significativas para la recaudación local son la inflación y el crecimiento económico, mientras que la variación del tipo de cambio influye principalmente en el pago de intereses y capital de la deuda valuada en moneda extranjera. En el presupuesto 2021 se preveía una inflación del 29% y la real fue 51,8%2 ; un crecimiento del 5,5% y el promedio nacional real fue del 10,3% (1) ; y un tipo de cambio a 102,4 a diciembre del 2021 y el real fue de 102,74 .

El hecho de que tanto la inflación como el nivel de actividad fuesen prácticamente el doble de lo previsto significó un cuantioso incremento en los ingresos del Gobierno Provincial. Tal como podemos ver en la Tabla 1, los Recursos Corrientes superaron el monto presupuestado en $48.100 millones y los de capital en $2.600 millones. De esos $50.700 millones extra, el Gobierno utilizó $8.000 millones para financiar el déficit que tenía previsto y aumentó sus egresos solamente en $7.600 millones. El dinamismo de los ingresos y el magro incremento de los egresos explican el sobrante de $35.000 millones que tuvo el Estado provincial el año pasado. Es importante comprender que dejar en desuso semejante cantidad de dinero se traduce en escuelas y hospitales que no fueron arreglados, viviendas que no fueron construidas y salarios que no fueron pagados.

La inversión en Salud en perspectiva

 

Debido a la pandemia, y teniendo en cuenta que en abril del 2020 se sancionó la “Ley de emergencia sanitaria, social, administrativa, económica y financiera”, y que en abril del 2021 se prorrogó por un año más, podríamos esperar un importante incremento en las partidas sanitarias provinciales durante los últimos años. Sin embargo, al momento de observar los datos nos encontramos con una sistemática reducción de las erogaciones en salud.

En el Gráfico 1 podemos ver que en el 2015 el Gobierno provincial invertía 322 USD per cápita, mientras que en el 2022 ese monto se recorta a prácticamente la mitad (167 USD) si tomamos el tipo de cambio oficial y a menos de un tercio (93 USD) si tomamos el valor del dólar informal.

Esta situación llevó a que en los tres primeros meses del 2021 (últimos datos disponibles) nuestra provincia fuese una de las tres jurisdicciones que menos fondos destinó a la salud pública: mientras que el promedio nacional se situó en $13.017 por habitante, en Mendoza sólo se invirtieron $8.913.

Los salarios de les trabajadores de la salud

Lo analizado previamente en cuanto a la inversión en salud tiene su correlato en los niveles salariales de les trabajadores del sector. En el Gráfico 2 podemos observar la baja remuneración que perciben quienes trabajan en hospitales públicos de nuestra provincia, especialmente quienes lo hacen bajo la modalidad de contrato de locación. A pesar de que Mendoza es la economía más grande de la región (y la quinta economía del país), y que históricamente el sueldo de sus trabajadores estatales ha estado por encima de la media nacional, actualmente un profesional en San Luis cobra el doble que uno de nuestra provincia.

Esta problemática cobra mayor dimensión si contemplamos que Argentina se encuentra en un proceso de deterioro salarial muy marcado desde el año 2018. Es por eso que la brecha se incrementa significativamente si la comparación la hacemos en USD con los salarios de países aledaños. En el Gráfico 4 podemos apreciar que, en comparación con los tres países relevados de la región, Mendoza tiene el peor sueldo en materia de salud pública. Para el análisis se tuvo en cuenta un médico con especialidad simple, sin antigüedad y dedicación de 24 horas.

Del Gráfico 4 se desprende que el país que mejor paga a sus trabajadores en el sistema público es Chile, donde actualmente un profesional cobra cerca de 4.000 dólares. Esto significa que, según el tipo de cambio utilizado, un médico transandino gana entre 5 y 10 veces más de lo que gana su par mendocino.

Por otra parte, Brasil también supera ampliamente el salario provincial promediando los 3.300 dólares, valor muy cercano a los de Chile. A su vez, en Uruguay los médicos del sistema público (que cobran salarios muy inferiores a los del sistema privado) alcanzan un ingreso promedio de 1.900 USD. Este valor supera entre 2,5 y 5 veces los sueldos de un profesional mendocino.

Foto de archivo: Coco Yañez

Es importante mencionar que la variación de los niveles de precios de estos países es muy inferior a la de Argentina, por lo que la estabilidad del poder adquisitivo de sus trabajadores es mucho mayor. Mientras el año pasado nuestro país terminaba con una inflación del 51%, Chile finalizó con 7%, Uruguay con 8% y Brasil con 10%.

Esta situación representa un verdadero riesgo sanitario. Como puede leerse en la nota Salud: cada vez más profesionales consideran irse de Mendoza en un sondeo realizado por la organización Profesionales Mendocinos de Salud (ProMeSa), en el que participaron 600 personas, revela que el 67% de los consultados “ha considerado o iniciado trámites para trabajar fuera de Mendoza por la situación salarial”. Si no se recomponen sus salarios estamos en presencia de un inminente éxodo de trabajadores de la salud, ya sea a países limítrofes o, inclusive, a provincias vecinas.

Fuente: ProMeSa

 


 

Notas al pie: 

(1) Todavía no se encuentran disponibles las mediciones provinciales.

 

 

Para citar este documento: Centro de Investigaciones en Economía Crítica.  Aportes para la discusión paritaria 2022 en Mendoza. Sector Salud. Disponible completo en: https://ciecmza.org/2022/04/03/radiografia-de-los-remanentes-provinciales-2021-y-sus-consecuencias-para-la-salud-publica/

 

Sin anestesia: renuncia masiva de médicos mendocinos

Salud: Médicos del Notti se suman a la ola de renuncias

https://elotro.com.ar/salud-cada-vez-mas-profesionales-consideran-irse-de-mendoza/

 

Cornejo financió pauta con Salud, Educación, Cultura y Seguridad