El Estado es una suma de deudas en este distrito del noreste de Las Heras. Falta de medios de transporte, inseguridad, escasez de agua potable, calles en mal estado, forman un combo que en el último tiempo se agravó. Desde hace 10 días, vecinos autoconvocados sostienen reclamos en las calles que han ido creciendo en fuerza y número. En la última asamblea programaron un corte de ruta en la vía que une Mendoza con San Juan.

Foto: Gentileza Texto: Redacción

GENTILEZA

 

La mala prestación del servicio de la línea 300, único medio de transporte en la zona norte de El Borbollón, destapó una olla que juntaba presión desde rato. El 7 de marzo, vecinas y vecinos cercanos a la calle San Ramón, se convocaron para hacer pública su indignación por medio de asambleas callejeras.

Esto es producto del hartazgo y a que en el último tiempo, al malestar de no tener un servicio de transporte eficiente, se le sumó la bronca por una creciente ola de robos en las y paradas de colectivos.

La coyuntura sirvió también para evidenciar problemas que se han agravado en los últimos años, como la falta de un buen servicio de agua potable, el estado de las calles y ausencia de las fuerzas policiales.

 

Los reclamos de los vecinos vienen creciendo en número y organización. Los lunes, miércoles y viernes las familias se juntan a las 18 con banderas y pancartas para mostrar el reclamo por todos los medios que tienen a su alcance. La inseguridad está entre las primeras preocupaciones ya que ha ido mutando, con episodios cada vez más violentos.

Gabriela Berrios, una de las personas que encabeza el reclamo, cuenta que debido a la deficiencia del servicio de transporte muchas personas han perdido su trabajo. “Comenzamos los reclamos por el pésimo servicio que presta la empresa Prestaciones SA (línea 300). Los micros pasan cada 40 minutos pero en cierto horario cada 90 minutos y muchas veces no nos levantan porque van llenos, otras veces los colectivos no llegan porque se rompen.” Esta deficiencia la sufren estudiantes, docentes y todos los usuarios del recorrido que se inicia en Lavalle y finaliza en la Capital de Mendoza.

 

Ayer, mientras se realizaba la asamblea vecinal llegaron autoridades policiales de la zona para dialogar y comprometerse con los vecinos. El principal reclamo de la gente es más presencia policial en las calles y que vuelva a funcionar el destacamento policial que hasta hace unos tenía la zona. Para la Policía el problema para cumplir con el reclamo está en la falta de recursos humanos.

En las últimas horas los vecinos también recibieron el compromiso de la Secretaría de Transporte de la Provincia que los citó junto a la empresa Prestaciones para comenzar un diálogo. Y por otro lado, el gobierno municipal les propuso reunirse con los delegados para encontrar soluciones en la prestación de los servicios básicos.

 

Habrá que esperar el resultado de esos encuentros. Por el momento, en la última asamblea, la mayoría votó por seguir adelante con el plan de lucha. Resolvieron esperar hasta el próximo viernes la llegada de soluciones con el transporte público, de lo contrario cortarán la ruta 40 Mendoza- San Juan. “Sabemos que es un delito federal, pero estamos dispuestos a hacerlo” remarcaron.