El secretario de Cultura no para de decepcionar a propios y extraños. A la seguidilla de desaciertos en el área, ayer le sumó un faltazo a la Legislatura donde debía dar explicaciones públicas sobre la quema de la cúpula del ECA, los siniestros en la Vendimia y otros papelones de gestión.

Foto de archivo: Fabián Sepúlveda

 

Diversas comisiones de las cámaras de senadores y diputados de la Provincia convocaron al secretario de Cultura Diego Gareca a dar explicaciones. El funcionario cornejista debía asistir ayer a las 10 hs. a la Casa de Las Leyes, pero prefirió dejarlos pagando.

Los legisladores del Frente Cambia Mendoza y el arco opositor vieron frustrada la posibilidad de que el ex militante progresista informara, por ejemplo, “si el día 24 de febrero, un trabajador electricista realizando su tarea en una de las torres, en el Teatro Griego Frank Romero Day, habría sufrido un incidente de electrocución”, o qué fue lo que llevó a una grúa a desplomarse en pleno ensayo del acto central de la Vendimia, o diera detalles de las llamas que ardieron en el techo del Espacio Contemporáneo de Arte, que destruyen un patrimonio histórico y artístico irrecuperable… y una larga lista de interrogantes que permanecen sin respuestas.

Foto: Coco Yañez

Ante la ausencia de Gareca en la Legislatura, el grupo “Artistas trabajadores de Vendimia” realizaron -en las puertas de la Secretaría de Cultura- una singular protesta para exigir que el gobierno respete el Convenio Colectivo de Trabajo y asuma las responsabilidades sobre las negligencias que pusieron en riesgo la vida de los trabajadores y el público. 

Desde distintas organizaciones sindicales y artísticas no ahorraron críticas al ausente, quien avisó que no sería de la partida por “que no quiere entorpecer las investigaciones administrativas y judiciales”, a la vez que prefirió ser esquivo a un posible escrache.

En este contexto, Federico Lorite del Sindicato de Trabajadores Estatales Autoconvocados (Sitea) informó a EL OTRO que ese gremio presentó una denuncia penal contra Gareca por los presuntos “delitos de abuso de autoridad, violación de los deberes de funcionario público y malversación de caudales públicos en el ámbito de la Secretaría de Cultura”. Para Sitea, “el uso abusivo del denunciado consiste en la irregularidad de la contratación que él mismo objetó y que hoy utiliza como medio para introducir personal, lo que está vedado por el ordenamiento vigente. Asimismo, se produce un desvió de fondos, destinando presumiblemente el denunciado fondos a efectos diferentes a aquellos para los cuales estaban destinados o presupuestados”.

En el centro: Federico Lorite Foto de archivo: Cristian Martínez
 

También le apuntaron desde el Frente para la Victoria. El diputado provincial Lucas Ilardo, sumó denuncias a la lista creciente de Gareca. En un comunicado de prensa, el legislador peronista señaló que “hay una indubitable responsabilidad estatal, por la negligencia y falta de profesionalidad con la que se manejó la situación (del ensayo de Vendimia), poniendo en grave riesgo la vida de artistas y trabajadores”. En el escrito precisó, con detalles y documentación, la serie de desatinos técnicos y administrativos que pusieron en riesgo la vida de decenas de artistas y, eventualmente, de cientos de visitantes que asistirían a la fiesta mayor de los mendocinos.

Lucas Ilardo Foto: Coco Yañez
 

“Las insuficientes explicaciones del gobierno sobre los incidentes en la Vendimia nos llenan de preocupación, no sólo por lo sucedido sino también por el modo de manejarse de la actual gestión, quien acudió a las teorías conspirativas más alocadas, en lugar de escuchar los justos reclamos de artistas y trabajadores quienes pusieron todo de sí para que la Fiesta se llevara a cabo”, cerró el diputado.

Artistas, sindicalistas y políticos opositores piden la renuncia de Gareca a viva voz, mientras –por lo bajo- se escuchan cada vez más reproches en las filas del oficialismo.

Foto de archivo: Fabián Sepúlveda