Docentes e investigadores de distintas universidades advierten sobre el avance del mercado en la universidad pública. Análisis y debate sobre las políticas del gobierno de Cambiemos.

[media-credit name=”Foto de archivo: Cristian Martínez” align=”alignnone” width=”640″][/media-credit]

Mendoza | 31 de marzo de 2017

A poco de celebrarse 100 años de la Reforma Universitaria de Córdoba, hecho que marcó el ingreso de América latina al siglo XXI, la educación superior en Argentina vive un retroceso categórico. Los modificaciones hechas por la administración de Cambiemos van más allá de una reorientación en relación a los últimos gobiernos. En tiempos en que se promete generar desarrollo por medio de nanotecnología y tecnologías de la información y la comunicación, vuelve a estar en peligro la universidad pública y su razón de ser básica: estar al  servicio del pueblo.

Docentes de todo el país que advierten que la transformación no acaba en el recorte presupuestario, sino que se trata de un esquema de inversión más radical, han iniciado un ciclo de charlas abiertas en universidades de todo el país. El miércoles 29 la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNCuyo fue la sede del debate que se denominó “La política universitaria en tiempos de contrarreforma”.

[media-credit name=”Foto de archivo: Cristian Martínez” align=”alignnone” width=”640″][/media-credit]

 

Los protagonistas del encuentro coincidieron que, frente a la liberación de las fuerzas del mercado, la educación pública corre serio riesgo de transformarse en un lugar de privilegio. La expulsión de 500 investigadores del CONICET, la supresión de programas y los recortes a los salarios docentes avalan largamente estas lecturas.

Claudio Suasnábar, docente de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), fue uno de los disertantes y su análisis coyuntural parte de la base de que no se trata de un cambio que venga digitado exclusivamente desde gobierno nacional. “La Universidad en Argentina siempre ha tenido grandes márgenes para tomar decisiones y los sigue teniendo”, señaló el catedrático para advertir que “en esta coyuntura de no ejecución de presupuestos y desfinanciación, la política universitaria no la hace sólo el gobierno nacional sino que se ejecuta a partir de los rectores, que excepto en la última década, han sido y son radicales”.

[/media-credit] Claudio Suasnábar

Para el decano de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Nacional de Córdoba, Diego Tatián, “la Universidad está en tiempos de contrarreforma en los que nos enfrentamos a un progresismo reaccionario, que viene a arrasar con la memoria, con la experiencia y con la crítica”. En ese marco señaló que “el objetivo es la destrucción de la cultura política pública, especialmente en la Universidad.

Tatián fue terminante en uno de los temas centrales en el debate, la “empresarización” de la universidad. Para el decano de Filosofía de Córdoba “hay una conversión de la vida a la empresa, dentro de una lógica corporativa en todo los ámbitos”. “No es un simple desfinanciamiento, es una transformación que va a dejar a muchos a la intemperie y a muy pocos haciendo un gran negocio”, y en ese sentido advirtió: “estamos frente a una chilenización de la educación argentina mientras en Chile se está buscando una reforma para que la Universidad vuelva a ser accesible para las mayorías”.

[media-credit name=”Foto: Cristian Martínez” align=”alignnone” width=”640″][/media-credit]

 

Sandra Carli, reconocida docente en la UBA e investigadora del CONICET, estuvo entre los disertantes y al igual que Suasnábar y Tatián remarcó el avance de la lógica mercantil en las universidades y en los centros de investigación. “La novedad de este presente está en la intervención del manager público, que es el empresario tomando decisiones en el Estado. Pero para llegar a la intromisión de esta figura primero se hizo un gran recorte y luego una descalificación de los empleados del Estado, con un gran apoyo de los medios de comunicación”.

Estamos frente a una reactivación del pensamiento liberal”, señaló la investigadora y, a modo de ejemplo, retrató los cambios de la página web del ministerio de Educación de la Nación. “Se ha borrado un archivo valiosísimo, se ha eliminado la historia de las políticas educativas, han borrado la historia institucional. Este gobierno no mira hacia atrás, no hace un balance, viene a trazar un ajuste en seco”.

[/media-credit] Sandra Carli

Carli también señaló que el retroceso de las política universitarias, además de “generar gran indignación” en buena parte de los actores de la universidad, también impulsa “unión abroquelamiento y aprendizajes”, y en este sentido señaló la ”sindicalización de los trabajadores del CONICET”, entre otros aspectos.

La charla se desarrolló con gran presencia de público en un aula de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales. La mayoría de los participantes que asistieron son egresados de las distintas facultades de la UNCuyo. La doctora en ciencias sociales, Fernanda Beigel, coordinó el debate y es parte de la organización de este Seminario Permanente en Defensa de la Universidad Pública, que ya tuvo su primera edición a finales de 2016 con la presencia del ex decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, Federico Schuster.