Con los reflejos a favor del Gobierno provincial, los medios pautados se apuraron en instalar la versión de criminalización de las y los adolescentes que protestaron por la apertura del Parque Urbano de Capital. La prensa hegemónica, como es costumbre en estos casos, evitó utilizar la palabra represión y priorizó los conceptos de incidente y enfrentamiento para caracterizar los hechos que sucedieron en un indudable contexto de violencia institucional. El portal MDZ dio la nota con su “sangrienta batalla de skaters mendocinos”, que luego se fue desinflando hasta convertirse en una inédita crítica a la “doble vara” aplicada por el gobierno mendocino frente a diferentes protestas sociales. ¿En qué te has convertido MDZ? ¡Parecés columnista de EL OTRO Diario!

Por Negro Nasif

La cobertura periodística mendocina -replicada a nivel nacional- sobre la feroz represión del último viernes en Capital no deparó demasiadas sorpresas. Desde sus oficinas, los medios hijos de pauta siguieron el libreto anti periodístico de tomar como cierta la primera versión policial y a partir de allí, con algunos matices, construir el relato de una confrontación entre las fuerzas de seguridad y un enemigo cargado de preconceptos. Qué mejor para esto que jóvenes y adolescentes descarriados que desafían el orden en sus peligrosas patinetas, bicis y rollers.

Rubén Zavi, jefe de Gabinete del intendente de la Ciudad de Mendoza, Ulpiano Suarez, lanzó la primera página del guión que fue seguido a pie juntillas: un grupo de unos 50 jóvenes violentos -pueden ser drogados y alcoholizados- fueron en horda hasta el Parque O`Higgins para ingresar por la fuerza. Allí una pobre agente preventora, llorando (¡sí, llorando!), pidió refuerzos ante el cruento malón que comenzó a romper todo y pintar con aerosoles los móviles e, incluso, a los propios guardianes del orden.

(El/la lector/a puede hacer la prueba googleando “Rubén Zavi + Mendoza” y se encontrará con una serie de notas articuladas sobre ese discurso).

Esa maldita palabra

[/media-credit] Ciudad de Mendoza | 25/9/2020

Para los amantes de la Real Academia Española, una de las acepciones de reprimir es “acto, o conjunto de actos, ordinariamente desde el poder, para contener, detener o castigar con violencia actuaciones políticas o sociales”. En esta estamos con vuestras majestades de España, pues definen con exactitud lo que pasó allá con el generalísimo Franco y aquí con dictaduras y gobiernos autoritarios.

Sin embargo, entre las conjugaciones verbales hegemónicas de los últimos sucesos, reprimir no apareció junto con el yo, tú, él, nosotros, vosotros o ellos. Su lugar lo ocuparon “incidentes”, “enfrentamientos”, “violencia máxima” (¿de quién?) y, el preferido: “¡batalla campal!”.

Ni tan sangrienta, ni tan batalla

[/media-credit] Publicación original de MDZ

Entre los diarios mendocinos merece una especial consideración el portal MDZ, el medio más chupamedias de los dos últimos gobiernos radicales que, misteriosamente, dio una voltereta de finde en menos de lo que cantó un gallo. 

“Casi 20 detenidos en sangrienta batalla de skaters mendocinos”, mandó un frutal MDZ en una nota ficcional a la que, a falta de sangre profusa en su trama, le fue bajando precio y amarillismo. Tras algunos minutos on line, el periodista Facundo García rectificó el título y, ahora sí, incluyó a la policía en el encabezado, aunque mantuvo su foco en los “violentos choques”, equiparando los demonios, los tantos y las versiones, “de un lado y del otro”, como si se tratara de dos ejércitos en igualdad de condiciones y responsabilidades, “en una tarde agitada”, no muy Beatles.

[/media-credit] Ciudad de Mendoza | 25/9/2020

La nota bélica de García fue desinflándose párrafo a párrafo, hasta terminar en la consabida “polémica”, fácil lugar común que anula cualquier aparente juicio o toma de posición, y que colocaría al redactor en el espacio angelical de los neutrales y equidistantes coreanos del centro.

En esa tónica, la presunta batalla a campo abierto fue perdiendo consistencia y abrió paso a interpelaciones cívicas, corte Todo x $2, respecto a “¡qué nos pasa a los mendocinos!”. Es así que en el colofón, el trabajador de MDZ lanzó una reflexión, mezcla de la sorpresa turística del recién llegado a tierras fascistas, con la profundidad moralizante de un preceptor, pero de los malos: “¿Es esta la forma de lidiar con los reclamos de los jóvenes? ¿Es esa la manera de actuar frente a las demandas colectivas? Para pensar”.  

A los panqueques, a los panqueques…

[/media-credit] MDZ | 26 de setiembre de 2020.

Sin elementos de prueba, ya sin sangre, sin campo de batalla, y con las redes sociales pobladas de niñes y adolescentes maltratades por monos con navajas estatales, MDZ publicó una nueva nota incidental del mismo autor, con una vuelta carnero en su tradicional línea editorial protofascista. “Incidentes en Parque O`Higgins: ¿otra muestra de la doble vara?”, tituló el portal on line, como si su editor fuese un pasante de EL OTRO Diario, y no del medio que la semana pasada dio a conocer la democrática nota: “Cuánta gente se necesita que salga a protestar para derrocar a un gobierno”, por citar uno de los casos digno de los anales de Así no hay Revista Barcelona que aguante.

Aunque MDZ insistió con el latiguillo de la polémica, las “versiones que se bifurcan” y la confiabilidad testimonial de policías que “juran que un grupo de muchachos comenzó a romper las instalaciones”, ya no habló de adolescentes violentos que algo habrán hecho, sino de la falta de “mediación”. Y, en el extremo impensado, cuestionó al gobierno -cerrame la ocho que nos vamos- por no haber actuado en “ninguna de las marchas ‘por la República’ que han copado -de prepo- la esquina de San Martín y Sarmiento de Ciudad durante las últimas semanas”. Protestas “por la libertad” agitadas hasta el cansancio por ese mismo medio de la familia Terranova, puntal comunicacional del pro radicalismo mendocino, de aquella primera hora en que uno de sus dueños, el Orly, fuese frustrado candidato a concejal macrista por la Capital. Quebrantable vocación política que cedió ante su pericia en el Rally Dakar y los contratos publicitarios con Cambiemos en Mendoza y Ciudad de Buenos Aires.

[/media-credit] MDZ | 9 de julio de 2020.

“A poco de ver algunos videos, la teoría de los adolescentes endemoniados pierde fuerza”, se sinceró MDZ, asumiendo que el ejercicio de la posición dominante de los hijos de pauta se vuelve fofa cuando, por ejemplo, les pibes copan las redes sociales con una inteligentísima versión audiovisual de la historia, y algunos medios de comunicación independientes y contra hegemónicos los escuchan y difunden, haciendo periodismo en lugar de operaciones para el patrón.

A esta altura, luego del estruendoso fracaso político y mediático de la “Ley Cianuro”, deberían haber aprendido algo.

 

 

🔴GEORGE FLOYD NO MURIÓ EN MENDOZACora Gamarnik es doctora en Ciencias Sociales y la más destacada investigadora del…

Posted by El Otro Diario on Sunday, September 27, 2020

 

Represión en Ciudad Suarez: Ulpiano lo hizo de nuevo

 

Los medios del cianuro en clave de inquietud

 

 

EL OTRO TE NECESITA

No recibimos pauta del gobierno ni dinero de grandes empresas. Por eso hoy más que nunca es indispensable tu apoyo económico para sostener este proyecto de comunicación independiente. Sumate ahora mismo a la Comunidad EL OTRO con un aporte mínimo de $200 mensuales.

 

Aporto $200

Aporto $300

  Aporto $500 

Yo defino mi aporte

 

Una vez que hagás tu colaboración recibiremos automáticamente un mail y nos comunicaremos con vos. Si tenés dudas o consultas podés escribirnos a través del messenger de la Comunidad o del correo electrónico comunidadelotro@gmail.com .

Si luego de hacer el aporte decidís interrumpirlo, podés darte de baja en cualquier momento. No exigimos un tiempo de permanencia.

 


 

¿Por qué te pedimos ayuda?

 

Somos una cooperativa de trabajadorxs de la comunicación integrada por doce profesionales que desde hace más de tres años publicamos el diario digital EL OTRO (www.elotro.com.ar).

Investigamos al poder y mostramos sus mugres bajo la alfombra, retratamos la Mendoza invisibilizada, te acercamos a las y los artistas que cotidianamente construyen nuestra cultura, y te acompañamos en incontables manifestaciones, marchas y protestas en las calles mendocinas. Porque siempre estuvimos en la misma vereda que vos.

Pusimos el hombro y el cuerpo para sostener el compromiso con tu derecho a la información, manteniendo el pacto de honestidad intelectual que te planteamos desde el inicio, y asumiendo los costos y riesgos que trae el ejercicio de la libertad de expresión y la crítica ante gobiernos marcadamente autoritarios.

Queremos seguir haciendo lo que más nos gusta: periodismo cooperativo y solidario, a contramano del discurso oficial.