A 41 años de la última dictadura cívico militar, el reclamo por los 30.000 detenidos desaparecidos convocó a una inmensa multitud en Mendoza. Los gobiernos de Macri y Cornejo estuvieron en el centro de las críticas por el “profundo retroceso”.

Fotos: Seba Heras, Cristian Martínez y Coco Yañez

Una multitud inundó el microcentro de Mendoza para reclamar Memoria, Verdad, Justicia y resguardo de los derechos humanos. La marcha, que se extendió por más de diez cuadras, culminó con un acto en Casa de Gobierno donde se leyó un documento con severas críticas a las políticas sociales, económicas y educativas de los gobiernos nacional y provincial.

“Fueron 30.000, hubo genocidio”,” Están vivos todos los ideales de los desaparecidos”, “Para Milagros la libertad”, las consignas más cantadas le dieron el tono a la marcha.

 

La convocatoria de los organismos de derechos humanos estaba fijada para las 18, pero dos horas antes, familias, agrupaciones, militantes sueltos y organizados en pequeños grupos, ya ocupaban el kilómetro cero. La gran convocatoria prevista se fue dibujando desde temprano.

A una hora de comenzar, el cordón de gente que llenaba la Avenida San Martín se extendía por varias cuadras. Apenas pasaron las 18, organismos, sindicatos, organizaciones y partidos políticos (según el orden instituido desde que la marcha en repudio al genocidio se popularizó) iniciaron su recorrido hacia el centro cívico.

 

 

El ancho, largo y profundo consenso por la defensa de los derechos humanos explica el crecimiento de la presencia en las calles. En consecuencia, el retroceso planteado por el gobierno nacional a través del desconocimiento de  los reclamos de Verdad y Justicia y el aumento de las desigualdades han avivado este reclamo y el compromiso de los ciudadanos.

Esa sensación se reflejó en el multitudinario acompañamiento a los Organismos, en la amplia participación de las organizaciones sindicales, el crecimiento de las agrupaciones en defensa de derechos y el compromiso de los partidos políticos con la causa.

 

 

El reclamo llenó de color las calles. Banderas, pancartas, murgas, músicos, y la creatividad de los letristas le pusieron matices alegres a la tarde otoñal.  “A ver Mauricio, a ver si nos entendemos, porque fueron 30 mil los que desaparecieron”, decía una de las más cantadas en la tarde. El pedido por la libertad de Milagros Salas también ocupó un lugar central en la manifestación, está en la agenda de los Organismos desde que la líder popular fue detenida.

Cuando ya caía la noche, desde las escalinatas de Casa de Gobierno y frente a una multitud que desbordó la explanada, vereda calle y parque, se dio lectura al documento conjunto elaborado por los organismos de derechos humanos. “Manifestamos nuestra profunda indignación frente al rumbo que ha tomado el gobierno provincial y nacional. Vivimos un profundo retroceso social, económico y cultural signado por la restauración del neoliberalismo”, señalaba el escrito en las primeras líneas en las que también se exigió “la continuidad y profundización de las políticas de Memoria Verdad y Justicia, hoy amenazadas”.

 

 

 

Las críticas además fueron dirigidas a las políticas represivas del gobierno local. “Cornejo hace uso y abuso de la mano dura, ha llenado las cárceles con personas con prisión preventiva, aportando al hacinamiento y las muertes. La mismísima Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la CIDH, elaboró un duro informe sobre la situación de las personas privadas de la libertad”.

El cierre fue un llamado contundente a no bajar las demandas “La unidad de los y las que luchan, se vuelve imprescindible para enfrentarse a enemigos poderosos. Nuestro pueblo no está derrotado, y hoy se moviliza: por el rechazo a la mano dura y la baja de la edad de la imputabilidad, por la anulación del decreto que deja en situación de fragilidad a los inmigrantes pobres, por políticas de género, por el derecho al trabajo, por la no criminalización de la pobreza, por la libertad de Milagros Sala, por nuestras históricas demandas contra impunidad y lo conquistado en Memoria, Verdad y Justicia”.

 


 

Todo está guardado en la Memoria
Fotografías de una jornada histórica