Se inauguró este martes la Feria Internacional de Educación Superior Argentina. Mucha publicidad, poca concurrencia y repudios sindicales hacia la mercantilización de la educación pública.

Fotos: Cristian Martínez

La FIESA, que se extenderá hasta el viernes, es organizada por las universidades públicas UNCuyo y UTN, y las privadas Champagnat, Congreso, Maza, Mendoza, Católica Argentina y Aconcagua.

De acuerdo con la página web promocional, la feria “reunirá a referentes de todo el mundo para llevar adelante talleres, capacitaciones y seminarios en un ambiente propicio para el networking y el desarrollo de vínculos estratégicos para la cooperación internacional”.

Más de 600 participantes, 20 países, 140 universidades e instituciones inscriptas, 20 workshops y 100 stands, son los números que se destacan desde la organización.

Todo tiene logo

Durante la tarde de ayer, EL OTRO visitó la Nave Cultural donde se desarrolla la feria. Lo primero que llamó la atención de este diario fue el destacado despliegue de publicidad comercial, más afín al mundo de los negocios que al ámbito del conocimiento.

Desde casinos a shoppings, pasando por hoteles de lujo, constructoras, concesionarias de autos, bolsas de valores y medicina prepaga, patrocinaron el encuentro de educación superior.

Según información oficial, los sponsors fueron distribuidos en los 2000 metros cuadrados del predio, de acuerdo a sus aportes económicos. “Main, Platino, Partner Educativo y Partner Tecnológico”, fueron las categorías comerciales disponibles. Las mismas implicaron inversiones publicitarias desde 10 mil a 25 mil dólares, dependiendo de la distribución en el espacio del evento.

“Main son los patrocinadores más destacados y gozan de un perfil prominente en la conferencia. Los beneficios específicos del Patrocinador Main incluyen participación diferenciada en los 3 niveles: físico, online y offline” (sic), se consigna en la web de FIESA.

[media-credit name=”Fuente: fiesa2018.com.ar” align=”alignnone” width=”908″][/media-credit]

La máxima categoría de patrocinio (poco más de $511.000) permite a la firma comercial contar con stand, desarrollar charlas y workshops, difundir separadores de pantallas en conferencias, inscripciones gratuitas y acceso a la lista completa de correos electrónicos de los inscriptos.

Feo día, poca gente

El segundo dato sobresaliente de la visita de este medio a la feria internacional fue la escasa concurrencia de público. Apenas un puñado de visitantes circulaban por los pasillos de la Nave Cultural, donde están distribuidos los puestos de difusión, y poco más de una decena de personas participaron de las disertaciones en los auditorios.

FIESA 2018 convocó a todos los interesados a aportar sus ponencias “que serán parte de las sesiones de trabajo a realizarse a lo largo de los cuatro días de la feria”. Sin embargo, esa invitación amplia se encontró restringida por los costos económicos. Cada ponente debió abonar entre 200 y 350 dólares para compartir su conocimiento con los asistentes.

“Vamos a dedicar un día entero para los estudiantes, va a ser el jueves 1 de marzo. La idea es que ingresen al lugar para que conozcan la oferta que hay a nivel internacional”, destacó el rector de la UNCuyo, Daniel Pizzi, durante la inauguración de la FIESA junto al gobernador Alfredo Cornejo.

La idea de Pizzi tal vez mejore la concurrencia de público, aunque también en este caso estará condicionada por los aranceles. Las inscripciones para estudiantes oscilan entre $150 y $200.

Todo no se compra, todo no se vende

Las y los trabajadores universitarios no aceptaron el convite de la universidades y las empresas a las que le interesa la educación. Muy por el contrario, los gremios Siduncu y Fadiunc repudiaron lo que consideran una nueva avanzada del neoliberalismo.

Desde el Sindicato de Docentes de la UNCuyo vincularon la celebración de la feria con un proceso de “reforma mercantilizadora de la Educación y de la Ciencia” que “pretende, por un lado restringir el acceso de los trabajadores y sus hijos a la educación pública de calidad y, por el otro, cortar de raíz el proceso de soberanía científica y tecnológica que el pueblo argentino venía construyendo en los últimos años”.

En la vereda de enfrente de FIESA, Siduncu convocó al Foro en Defensa de la Educación Pública, que se llevará a cabo hoy desde las 18 hs, en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.

En similar línea crítica, la Asociación de Docentes e Investigadores de la UNCuyo calificó al encuentro de la Nave Cultural como “parte del proyecto del Banco Mundial de terminar con la universidad pública, laica, estatal, gratuita y científica al servicio de las mayorías nacionales”.

En este contexto de rechazo, Fadiunc participará del Plenario de Secretarios Generales de la CONADU Histórica que se realizará en Mendoza, en paralelo a la FIESA, el próximo 1 de marzo.

 


Leer más:

La millonaria caja publicitaria de la UNCuyo