Profesoras y profesores del programa Ellas Hacen quieren cobrar los últimos 21 sueldos que les adeuda el gobierno.

Foto: Ellas Hacen San Martín

 

El programa Ellas Hacen se creó hace ocho años para promover la finalización de los estudios secundarios de mujeres vulnerables socioeconómicamente que, además, reciben capacitación laboral.

Sumado a esto, uno de los objetivos principales de esta política de estado es que las mujeres capacitadas logren conformar cooperativas de trabajo sustentables que se integren social y económicamente a sus comunidades, promoviéndolas como actoras productivas que dinamicen sus entornos.

Dos departamentos testigos

En la provincia de Mendoza el programa se hizo fuerte en barriadas populares de la ciudad capital y en los alrededores del departamento de General San Martín. En estos lugares, profesoras y profesores cobraron sus haberes hasta julio de 2015 y, a partir de esa fatídica fecha dejaron de percibirlos.

 

Ellas Hacen en Capital. Foto: Cristian Martínez

 

Foto: Ellan Hacen San Martín
 

Un cambio sin borrón y saldo nuevo

Según “Eduardo”, docente que mantuvo una conversación con EL OTRO a condición de no ser identificado por temor a represalias en su trabajo, sus antiguas alumnas siguieron cobrando el dinero correspondiente y “hace un par de meses se encontraron con nuevas docentes que no habían visto en los dos primeros años de su formación en cooperativismo”.

A partir de estos datos varios profesores han inferido que el Estado contrató nuevos trabajadores de la educación para cubrir los puestos de aquellos a quienes no se les paga el sueldo desde 2015. Más allá de que han intentado judicializar el caso, el “miedo a perder el trabajo” los ha mantenido con serias dificultades organizativas.

Destrato de la DGE

Como ha sucedido con distintos programas nacionales que los municipios ejecutan, el Ellas Hacen sufrió varios vaivenes en el cambio de gestión que implicó la llegada de Mauricio Macri a la presidencia de la Nación. En este caso puntual, las trabajadoras y trabajadores fueron notificados de la finalización del programa por parte del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, incluso luego de verificar que los cursos siguen vigentes.

Ricardo Nasif |

 

En ocasión de consultar estos desmanejos nacionales en la provincia, las/los docentes sólo han recibido “indiferencia y una total falta de respeto por parte de la Dirección General de Escuelas”, dirigida por Jaime Correas, que ya cerró jardines y programas orientados a la niñez y la adolescencia como Centros de Actividades Infantiles y Juveniles (CAI y CAJ), y sigue debiendo haberes de los Mendoza Educa y las Coordinaciones de Políticas Estudiantiles (CIPES).