EXCLUSIVO | Indignantes caprichos de Luis Majul y su esposa Elizabeth Conte Grand durante las vacaciones que pagamos los mendocinos. La ministra de Cultura y Turismo Mariana Juri accedió a todos los requerimientos del operador periodístico de Juntos por el Cambio, lo que incluyó pasajes aéreos por $18.000, vehículo 4X4 con chofer exclusivo, alojamientos de más de $72.000 por noche, menú de siete pasos de casi $8.000, y almuerzo al pie de la Cordillera de Los Andes por $5.200, entre otros gastos irritantes. El show business mediático, en medio del crecimiento de la pobreza en Mendoza, a la altura de los peores momentos de prebendas y frivolidades menemistas. Los 90 nunca se fueron.

Segunda parte de la investigación especial de EL OTRO Diario.

Informe: Redacción EL OTRO | Texto: Negro Nasif | Fotos: Cristian Martínez | Edición fotográfica: Coco Yañez y Seba Heras.

Lo pedís, lo tenés

Esta semana EL OTRO publicó la documentación oficial que prueba que el Gobierno de Mendoza pagó un viaje de placer al operador periodístico Luis Miguel Majul y a su esposa María Elizabeth Conte Grand, con una celeridad que envidiaría cualquier proveedor del Estado con deudas de varios meses en el pinche.

Aerolíneas Argentinas S.A. recibió el pasado 27 de enero $64.197 en su cuenta del Banco Nación, provenientes del Ente Mendoza Turismo (EMETUR), según consta en el registro Interbanking al que accedió este diario en forma exclusiva. De acuerdo con el expediente EX-2021-00479759-GDEMZA, $18.264 de ese monto corresponden a “cortesía” para los asientos del avión de los “periodistas” Majul y Conte Grand, pese a que la última no se desempeña como trabajadora de prensa sino que fue agasajada por la sola condición de cónyuge del conductor televisivo y radial.

El vuelo de la pareja porteña arribó a Mendoza el viernes pasado. La ministra de Cultura y Turismo Mariana Juri en persona, bajo las estrictas instrucciones del exgobernador Alfredo Cornejo, fue la encargada de organizar el fin de semana de los enamorados con recursos estatales y, tal como lo exigió Majul, en alojamientos y restaurantes del más alto nivel internacional.

Una noche, 500 verdes

El itinerario comenzó en el aeropuerto de Mendoza. A bordo de una camioneta Toyota Hilux, dominio AC 343 WG propiedad del Estado provincial, Majul y Conte Gran, acompañados por un funcionario público y el chofer del vehículo, se trasladaron al hotel boutique Rosell Boher Lodge ubicado en Luján de Cuyo.

El comunicador de Juntos por el Cambio y su esposa vivieron un tarde-noche de relax en el corazón de Alto Agrelo, en un complejo rodeado de viñedos al pie de la Cordillera de Los Andes. Rosell Boher Lodge cuenta con un Guest-House con tres amplias habitaciones de lujo y once villas privadas de entre 105 y 160 metros cuadrados, con jacuzzi y fogón en sus terrazas. El hotel posee además equipamientos de lujo y una cava subterránea con capacidad para 25.000 botellas, donde los famosos beneficiarios de los impuestos de las y los mendocinos pudieron realizar degustaciones de finísimos vinos.

Nota del diario Clarín publicada el 14 de febrero de 2021. Captura de pantalla

El 12 de febrero el gobierno de Rodolfo Suarez depositó los magros $4.000 “en negro” decretados a las y los trabajadores de educación, salud, seguridad y demás servicios públicos. Ese mismo viernes, el propagandista agasajado por Juri durmió con su cónyuge en una habitación de 485 dólares, es decir, $72.750 por solo una noche.

Previamente la pareja cenó en el mejor restaurante de bodega del mundo, según el galardón Best Of Great Wine Capitals. El menú Siete Momentos (ver aquí) para dos personas servido allí tiene un costo de $7.600, y está integrado por materias primas orgánicas e ingredientes de estación. Algarroba, almendra, physalis, zuchchini, pera, paico, trucha, tomate, chivo, cordero, berenjena, ciruela, sandía, durazno y queso de cabra se armonizaron la noche del viernes en siete pasos con exclusivos vinos y espumantes Rosell Boher.

Todos los gustos

Mientras el Ejecutivo provincial fuerza la vuelta a clases en escuelas sin condiciones de higiene y seguridad que impidan la propagación del Covid-19, y la ministra de Salud, Ana María Nadal, asume que “los chicos se van a enfermar de coronavirus como de otras enfermedades respiratorias”, Majul y Conte Grand respiraron aire de montaña, en vehículo oficial conducido por un chofer del Estado, en las bodegas top del Valle de Uco.

El sábado por la mañana visitaron la finca Piedra Infinita y la Bodega Zuccardi de San Carlos, esta última premiada como Mejor bodega del mundo 2020, por segundo año consecutivo, en The World’s Best Vineyards.

Pasado el mediodía el matrimonio arribó al Clos de Siete, en Vista Flores (Tunuyán), para almorzar en la afamada Bodega Monteviejo. Allí la chef Nadia Haron ofreció un menú de cuatro pasos maridado con Festivo y Petite Fluer, cuyo precio asciende a $2.600 por persona (ver aquí).

Captura de pantalla

Brick de papa como aperitivo, una entrada de ensalada de tomates quemados con frutilla y albahaca en aro de focaccia, ternera braseada o sorrentinos de ricota y almendras como plato principal, y postre con frutas de estación fue la propuesta que podría sumar ojo de bife como opcional a $450. La carta de vinos de Monteviejo es quizás una de las más apreciadas del Valle de Uco, su cava alberga vinos con precios desde $930 a obscenos $341.550 por una botella francesa de tres litros (ver aquí).

¿A qué vino?

No trascendió cuáles fueron los vinos y espumantes elegidos por Majul y Conte Grand, pero se espera que próximamente se vean reflejados en la rendición de gastos del “viaje de cortesía” que les brindó la ministra Juri, quien no aclaró en las piezas administrativas cuáles serían las contraprestaciones de Conte Grand y su marido y empleado de La Nación +, la señal televisiva que habría adquirido Mauricio Macri, conforme a versiones periodísticas de Jorge Fontevecchia y Roberto Navarro.

Foto: IG Andeluna | 13/2/2021.

Por último, antes de terminar la noche en el Hotel Hyatt, el más glamoroso de la Ciudad de Mendoza, la pareja afín al oficialismo mendocino pasó un atardecer de montaña en la Bodega Andeluna de Tupungato. Allí le tomaron una -sino la única- fotografía que trascendió a través de las redes sociales. Fue publicada en una historia de Instagram de Andeluna y, si bien arrobaron a Majul, el operador de la alianza Pro-UCR no replicó la imagen en su perfil, en línea con su visita de nula exposición, tal como fue la exigencia de un “periodista independiente” más cercano al estatus de una estrella del espectáculo, sospechada de formar parte de una red de espionaje ilegal del macrismo, que al prestigio de un comunicador social que perturbe al poder real.

 

Las vacaciones de Majul que pagamos los mendocinos