EXCLUSIVO | En plan de fin de semana de enamorados, el operador periodístico Luis Majul y su esposa Elizabeth Conte Grand visitaron hoteles y restoranes top de los caminos del vino. El viaje de placer -de bajísimo perfil- se solventó con dinero de la caja política de la ministra de Cultura y Turismo, Mariana Juri. Más pruebas oficiales de la corrupción VIP.  

Primera parte de la investigación especial de EL OTRO Diario.

Informe: Redacción EL OTRO | Texto: Negro Nasif | Fotos: Cristian Martínez
Edición fotográfica: Coco Yañez y Seba Heras.

 

Pirincho de alto vuelo

Hace instantes, Luis Miguel Majul y Maria Elizabeth Conte Grand comenzaron a cruzar el ancho del país, desde Mendoza a Buenos Aires, en un avión EMBRAER EMB E9 0 de Aerolíneas Argentinas. La pareja retorna al Aeropuerto Internacional de Ezeiza, luego de un fin de semana de descanso en nuestra provincia.

El viaje de placer del operador mediático de Juntos por el Cambio y su pareja fue solventado con dineros públicos, tal como consta en el Expediente: EX-2021-00479759- -GDEMZA del Ente Mendoza Turismo (EMETUR), organismo público bajo la órbita de Mariana Juri, titular del Ministerio de Cultura y Turismo.

Fue la propia Juri la que ordenó el inicio de las contrataciones y monitoreó personalmente y con sumo sigilo la pieza administrativa, para que todo estuviese en orden y las groseras irregularidades fuesen maquilladas con la retórica burocrática. Sin embargo un anónimo, quien se autodefinió como “un funcionario del gobierno hastiado por los permanentes actos de corrupción”, envió a EL OTRO cuantiosa documentación oficial que, tras ser chequeada por nuestro equipo de investigación, comenzamos a publicar hoy y ampliaremos en los próximos días.

Entre las fuentes documentales, los pasajes de avión y los DNI de Majul y Conte Grand, además de los registros de Aerolíneas Argentinas y las órdenes de pago emitidas por Turismo, demuestran de manera irrefutable que el viaje de la pareja fue abonado en su totalidad con el dinero de las y los mendocinos.

Lo cortés no quita lo corrupto

“Pasajes en cortesía para Periodista Luis Majul”, reza textualmente la carátula de uno de los expedientes, aunque en las observaciones se aclara oscureciendo: “Se adjunta presupuesto y DNI de ambos periodistas”. Más allá de la flagrante mentira, ya que Elizabeth Conte Grand no se desempeña como trabajadora de prensa, es escandaloso que el mismo Gobierno de Mendoza, que no otorgó un solo peso de aumento salarial a trabajadoras y trabajadores de la salud durante la pandemia, decida utilizar presupuesto con el fin de mimar a una figura televisiva porteña y a su cónyuge, sin especificar ningún tipo de contraprestación precisa y clara.

La documentación impide saber, en principio, si el periodista ya realizó una prestación personal o deberá hacerla en el futuro. En cualquier caso resulta sencillo deducir que el gasto tiene que ver con el favor comunicacional que Majul pudiera brindar, aunque no resiste la menor conjetura el porqué del pago a su familiar. Esto, además, si obviamos la falacia del “periodismo independiente” financiado con impunidad por funcionarios que, por un lado, dejan languidecer a las y los hacedores de la cultura mendocina y, por el otro, favorecen a operadores periodísticos que están sospechados de participar en una red de espionaje ilegal vinculada a Mauricio Macri.

Lo cierto es que Aerolíneas Argentinas S.A., CUIT N° 30-64140555-4, recibió el pasado 27 de enero $ 64.197 en su cuenta del Banco Nación, provenientes del Ente Mendoza Turismo, CUIT N° 30-71531335-5, según consta en el registro Interbanking. De ese monto,  $ 18.264 corresponden a la “cortesía” para los asientos del avión del matrimonio, de acuerdo con la liquidación de la Contaduría General de la Provincia.

¡Qué par de tórtolos!

El viernes pasado, a las 15.10 arribó a Mendoza el vuelo en el que llegaron Majul y Conte Grand. Cronistas de EL OTRO registraron el momento en que la pareja, notoriamente contenta, fue recibida por un funcionario provincial y un chofer del Ministerio de Cultura y Turismo.

A bordo de una camioneta roja Toyota Hilux, dominio AC343WG, propiedad del Estado provincial, comenzó el  finde de los enamorados. La agenda de relax, que fue seguida palmo a palmo por este diario, se extendió desde el viernes hasta hoy, con absoluta orden de reserva, sin reuniones expuestas, ni fotos, ni publicaciones de nadie en las redes sociales.

 

No obstante la intención de los incógnitos, EL OTRO corroboró a través de fuentes audiovisuales y testimonios directos algunos de los lugares exclusivos y costosos de esta suerte de agenda de San Valentín:

 

Rosell Boher Lodge (Luján de Cuyo)

[ https://www.rosellboher.com/lodge/ ]

Captura de pantalla

 

Bodega Zuccardi (San Carlos) 

[ https://zuccardiwines.com/ ]

Captura de pantalla

Clos de los Siete (Tunuyán)

[ https://www.closdelossiete.com/en/ ]

Bodega Andeluna (Tupungato)

http://www.andeluna.com.ar ]

 

Hijos de pauta en la cornisa

 

La “cortesía” hacia Majul es solo una punta de la madeja discrecional en la caja política del gobierno de Mendoza, destinada a empresas de comunicación hegemónicas y periodistas subordinados a la alianza Pro-UCR.

Se estima que durante el gobierno de Alfredo Cornejo y de su sucesor Rodolfo Suarez, el Estado provincial repartió arbitrariamente más de 1.500 millones de pesos anuales de pauta publicitaria, destinados a disciplinar o congraciar a la prensa con “cortesías” de diversa fortuna.

Capturas de pantalla | La Nación +

Evidentemente, en este año electoral el radicalismo está jugando fuerte con la plata de nuestros impuestos para consolidar su blindaje mediático dentro de las fronteras provinciales, e intentar hacer pie en el monstruo comunicacional porteño, donde Alfredo Cornejo pulula a tientas para posicionarse como presidenciable.

Periodistas de distintos posicionamientos, como  Jorge Fontevecchia y Roberto Navarro, coinciden en informar que la señal televisiva La Nación+ fue adquirida por el expresidente Macri, principal socio de Cornejo en Juntos por el Cambio. Los archivos televisivos dan cuenta de una gran “generosidad” de este canal con el presidente nacional de la UCR. Justamente, Luis Majul, quien crece como figura mediática del macrismo en un medio saturado de operadores de la derecha, ha invitado en más de una oportunidad a Cornejo para que despliegue, sin preguntas incómodas, su discurso opositor al kirchnerismo y de alternativa #MendoExit.

Amor con amor se paga

Mariana Juri

Ya no es secreto que Mariana Juri es una apuesta muy concreta del radicalismo para protagonizar la lista legislativa de las próximas elecciones. Cuenta con el vital apoyo de la corporación turística y gastronómica, para quien trabajó denodadamente durante el desarrollo de la pandemia, es una mujer de confianza del gobernador y una figura femenina que -atendiendo a la paridad- podría permitirle a Cornejo seguir dejando fuera de juego a la ex vicegobernadora, Laura Montero, silenciosa dirigenta del riñón cobista, por ahora.

En el entusiasmo por el posicionamiento nacional, Juri pretende meterse en algunas grietas de las grandes ligas mediáticas. Esto la llevó al papelón de prestarle el helicóptero sanitario de la Provincia a la producción de un programa de Telefé conducido por Marley y, ahora, a utilizar fondos públicos bajo el eufemismo de “cortesía”.

Captura de pantalla | Facebook Luis Majul

Con similar modus operandi, siempre bajo la rectora mirada de Cornejo, Juri hace migas con el exconductor de La Cornisa, quien ya la entrevistó en CNN Radio Argentina en diciembre del año pasado. El periodista dependiente no solo la puso al aire de la emisora sino que, además, posteó el diálogo en su perfil personal de Facebook, una atención especial no muy frecuente en la hoguera de las vanidades farandulescas.

“La ministra de Turismo y Cultura de Mendoza, Mariana Juri, anticipando cómo será la temporada de verano en la Provincia”, anuncia la publicación de Majul celebrada con la pobreza influencer de 58 reacciones. Paradojalmente, si se hace clic en el vínculo de la nota no se encuentra más que vacío.

Es tiempo de que Macri, Cornejo, Suarez, Juri, y ahora Majul y su señora esposa, vayan entendiendo que en Mendoza ya no se puede confiar en nadie.

 

 

Corrupción VIP: los lujos de Majul en Mendoza

 

A confesión de parte…

 

¿Qué hacemos con la pauta?