EXCLUSIVO | Te mostramos los recibos de sueldos que confirman oficialmente que Silvana Caroglio es una ñoqui de la Dirección General de Escuelas. Con la impunidad que le garantiza su hermana Mariana Caroglio, directora de Educación Permanente de Jóvenes y Adultos, la “asesora” falseó su declaración jurada y percibió el ítem aula, además de otros adicionales específicos de educadores en contexto de encierro, sin haber pisado jamás la escuela Santiago Illa donde tiene asignada una suplencia en cargo vacante. Además la acomodada, quien reconoció a EL OTRO que jamás fue a dar clases al penal de San Felipe, y manifestó en redes sociales que no concurre a las 12 horas cátedras suplentes que posee en el CEBJA Francisco Lecaros, utiliza tiempo de servicio público rentado para perseguir y agraviar a quienes difunden las publicaciones de este diario y la critican a ella o a la “madre del ítem aula”, como se la conoce popularmente a la exsenadora radical Mariana Caroglio.

Investigación especial de EL OTRO
Texto: Negro Nasif

Mariana y Silvana Caroglio Foto: Instagram @lulacaroglio

Si es una pasta italiana que tiene la forma de bollitos de harina, agua y papas, cubierta con salsa de tomates y queso rallado, tradicionalmente servida en la mesa familiar los 29 de cada mes, no caben dudas de que se trata de un plato de ñoquis.

Ñoquis también son quienes no van a trabajar y solo aparecen para cobrar cada treinta días. Definición que le calza a medida a Silvana Caroglio.

Respuesta de Silvana Caroglio brindada al coordinador periodístico de EL OTRO. Fuente: Facebook | 29/10/2021

La propia “asesora” confirmó a EL OTRO lo publicado por este diario la semana pasada: Silvana Caroglio, contrariando lo consignado en su declaración jurada oficial, nunca asistió a cumplir con las 7 horas presenciales por semana que se le otorgaron, como suplente en cargo vacante, en el CEBJA Santiago José Illa, los lunes y miércoles de 13 a 14.20, y los viernes de 13 a 15.

“Las horas de contexto (de encierro) las cumplo en la DEPJA, la directora Minuca Izquierdo eso lo sabe, si usted conoce el sistema sabrá que tengo horas afectadas a la DGE, en este caso a la DEPJA como la mayoría de los equipos asesores de las escuelas van a las supervisiones a cumplir sus horas. Empecé a trabajar en el 2016 en la DEPJA, yo no soy funcionaria”, fue la respuesta que brindó Silvana Caroglio a nuestro diario, a partir de una consulta realizada a través de la red social Facebook.

Silvana Caroglio Foto: Instagram @lulacaroglio

A confesión de parte, relevo de pruebas. La especialista en Comunicación Social y hermana de la máxima responsable de la DEPJA (Dirección de Educación Permanente de Jóvenes y Adultos) reconoció entonces que incluyó datos falsos en su declaración jurada, que cobró ítems salariales que no le corresponden, que se desempeña en una repartición del Estado distinta a la que se le asignó de manera arbitraria, y que posee una condición de privilegio teñida de nepotismo en relación a quien, además de ser superior jerárquica, es su familiar directa.

Declaración falsa

Detalle de la declaración jurada de Silvana Caroglio. Fuente: dti.mendoza.edu.ar/ddjj | 25/10/2021

El reconocimiento de Silvana Caroglio se opone a su manifestación bajo juramento. Mientras asume que trabaja en la DEPJA, en la calle Patricias Mendocinas de Capital, su declaración jurada sostiene que se desempeña en la Escuela 3-255 Santiago José Illa, en horas cátedras de educación diferenciada, en la Unidad Penitenciaria San Felipe de la Ciudad de Mendoza.

La funcionaria argumenta que tiene “horas afectadas” a la Dirección que conduce su hermana, “como la mayoría de los equipos asesores de las escuelas van a las supervisiones a cumplir sus horas”. Lo cual resulta completamente falaz. La legislación vigente solo le permitiría prestar funciones políticas momentáneas en alguna repartición de la DGE, mediante la figura de “misión especial”. Aunque las condiciones indispensables para que ese supuesto sea posible son: el dictado de una resolución fundada por autoridad competente, y que la trasladada sea docente titular. Ambos requisitos ausentes en este caso.

Recibo de sueldo de Silvana Caroglio correspondiente a la Escuela Santiago Illa. Fuente: Gobierno de Mendoza

Por otro lado, Silvana Caroglio falta a la verdad y asume una irregularidad cuando señala que forma parte de los equipos asesores de las escuelas que “van a las supervisiones a cumplir sus horas”. La realidad administrativa constatada por EL OTRO  da cuenta de que estos equipos de orientación seccionales o de supervisión están compuestos por profesionales del Área 21, como por ejemplo asesores pedagógicos, licenciados/as o profesores/as de Ciencias de la Educación, profesionales de la Psicología y el Trabajo Social.

Es incomprensible entonces que una licenciada en Comunicación Social, como es el caso de Caroglio, integre estos grupos profesionales que se crearon para fortalecer sobre todo las trayectorias de jóvenes y adultos de CEBJA y CENS. Más irrazonable aún resulta entender que para cumplir esa función una comunicadora con horas cátedras en escuelas deba desempeñarse en oficinas de la DEPJA.

Detalle de recibo de sueldo de Silvana Caroglio correspondiente a la Escuela Santiago Illa. Fuente: Gobierno de Mendoza

¿Bajo qué lógica cabría la posibilidad de que una suplente en cargos vacantes en Centros de Educación Básica de Jóvenes y Adultos, uno de ellos en contexto de encierro, trabaje como administrativa en una oficina sin contacto con estudiantes de la modalidad? Que esté acomodada allí aparece como la primera opción sensata, aunque muy irritante.

Más indignante todavía resulta constar que Silvana Caroglio, además de no asistir a la escuela donde tiene asignadas sus horas suplentes, cobra el ítem aula y adicionales específicos de trabajadores y trabajadoras de la educación que sí comparten el mismo espacio con personas privadas de libertad, como “Ubicación de establecimiento educativo”, “Radio zona docente” y, lo más obsceno, “Tareas docentes en contexto de encierro”.

Arriba: la exsenadora radical Mariana Caroglio durante una sesión en la Legislatura | Foto de archivo: Coco Yañez.

Abajo: Opinión de Silvana Caroglio sobre inútiles, corruptos y ñoquis.

De acuerdo con comentarios que Silvana Caroglio hizo y luego borró en Facebook (ver al final de esta nota), la funcionaria también cobra ítem aula correspondiente a 12 horas cátedras de una suplencia en cargo vacante del CEBJA 3-026 Francisco Lecaros, escuela a la que tampoco concurre. (Ver los recibos de sueldos aquí)

Troll a sueldo

Silvana y Mariana Caroglio. Foto: Instagram @lulacaroglio

Tras la publicación de la primera parte de la investigación de EL OTRO sobre la doble vara de Mariana Caroglio, su hermana Silvana ha perseguido y agraviado, desde sus perfiles de Facebook, Instagram y Twitter, a ciudadanos y ciudadanas que replicaron el artículo de este diario.

Más allá de la reprochable utilización de la función pública para intentar cercenar la libertad de expresión, actitud asidua de las hermanas Caroglio, en el caso de Silvana llamó la atención que el último viernes utilizara horas rentadas por el Estado para atacar en las redes a docentes críticos de la gestión de la DGE.

Captura de pantalla | 29710/2021

Uno de los casos más patéticos lo ofreció Silvana Caroglio en el perfil de Facebook de un docente mendocino que publicó el link de la investigación de EL OTRO acompañado de un meme (ver arriba).

La ñoqui de la DGE, quien según su propia declaración jurada debía estar trabajando ese día, se dedicó durante largas horas laborales a hostigar al profesor que opinó en su cuenta personal, a través de reveladores mensajes que, en la mayoría de los casos, fueron eliminados por Caroglio con posterioridad.

Sin embargo, este diario recuperó los comentarios suprimidos, algunos de los cuales compartimos a continuación:

El mismo viernes, Silvana Caroglio pidió a EL OTRO ejercer su derecho de réplica por haber sido mencionada en nuestra investigación. Si bien desde este diario le contestamos inmediatamente que accedíamos a esa solicitud constitucional y, al mismo tiempo, le pedimos que nos conceda una entrevista, la funcionaria no nos envió su réplica ni tampoco accedió a dialogar con este medio.

Evidentemente, guardar silencio es la mejor recomendación cuando las pruebas son concluyentes.

 

La doble vara de Caroglio

¿Por qué sigue cobrando el ítem aula la hermana de Cornejo?